Café: Una complicada experiencia a la hora de pedirlo

Buceando por internet, he dado con varias webs en las que se difundía la imagen que encabeza este artículo bajo el título: ¿cómo tomar un café en Málaga? Desde luego, el dibujo llama la atención, ya que en él se representan hasta nueve formas de pedir café que son comunes en esta capital andaluza.

Lo cierto es que esta ingeniosa representación da cuenta de un hecho que resulta chocante, como es el que al vaso de café se le den distintos nombres según la cantidad que tenga de este producto y del lugar del mundo en que nos encontremos. A continuación, puedes ver algunos ejemplos.

Para los menos exigentes, quizá tan sólo exista el café solo o con leche. Lo que lo tomen a menudo solo, seguro que, por lo menos, distinguen entre el largo y el corto. Los aficionados a desayunarlo con leche pedirán un cortado si desean que tenga mucho más café que leche; y uno corto si es al revés. Y, visto lo visto, los camareros de Málaga conocerán al dedillo la diferencia entre el café largo y el semilargo, aunque ésta sea de unos pocos mililitros.

cafés

 Venezuela y sus curiosas formas de denominar el café

Pero, evidentemente, no sólo es en España donde es tan rico el vocabulario con respecto al café. Si viajamos a Venezuela, nos podemos encontrar con que al café concentrado con azúcar se le llama “negrito”. Pero ojo, al “negrito” que se toma en taza larga se le denomina “guayoyo” y al que se bebe en la más pequeña de ellas, “cerrero”.

Por su parte, al café que se toma en una taza grande con una inmensa mayoría de leche se le llama “tetero”; al café solo al que se añade un chorrito de licor “Envenenado” (en España, carajillo) y al largo que se endulza con el azúcar panela, “guarapo”.

 Italia: ¿hace falta ser un experto para pedir el café?

Italia es famosa por su excelente café expreso, sin embargo, para integrarse por completo en su cultura hace falta conocer sus múltiples tipos de café. Así por ejemplo, al expreso al que se le añade un poco de leche se le denomina “Expresso macchiato”; al que se le añaden dos partes de leche caliente y espuma “Caffé Latte”. Pero si a éste se le añade espuma y leche caliente a partes iguales, obtendremos el clásico capuccino. ¿Y si lleva expreso, sirope de chocolate, leche caliente y nata montada? El clásico “caffé Mocha”.

tipos de café

 Portugal: donde el café tiene muy buena fama

Otro ejemplo de país con distintos tipos de café en taza es Portugal. Desde luego, las cafeterías de este país tienen fama de servir un gran producto, así que merecerá la pena si pedir una si pasamos por allí. Pero si queremos acertar en la elección, debemos tener en cuenta que el café con leche largo se llama “Galao”, que al que presenta un equilibrio entre estos dos líquidos se le conoce como “Meia de Lete”, que a la taza de café negro fuerte se le denomina “Bica” y que al que es aún más fuerte y se toma en las mañanas de los días que se presumen duros se le llama “carioca”.

En tu caso, ¿conoces alguna forma curiosa de denominarlo en tu ciudad?